Cambios en el Sistema Reproductor en Cerdos Relacionados con Zearalenona

Las disfunciones reproductivas son una de las principales causas para sacrificarse cerdas de piaras de producción. Esas disfunciones pueden afectar cerdos individuales, pero también pueden ser un problema de la granja. Cualquier región del sistema reproductor de los cerdos puede estar involucrada, siendo que el útero y los ovarios son los órganos que suelen ser afectados con más frecuencia. Ya sabemos que diversos microorganismos y toxinas pueden causar problemas reproductores en las cerdas. Aunque esos problemas sean considerados multifactoriales, el reconocimiento de patologías genitales es fundamental como el primer paso para diagnosticarse disfunciones reproductivas.

Las micotoxinas afectan la reproducción de las cerdas 

Las micotoxinas son producidas y excretadas por hongos que crecen en granos, como el maíz, el trigo, el sorgo, y demás. Ellas pueden formarse antes de la cosecha, durante el almacenamiento o, peor, en la alimentación. El problema más grave es la intoxicación, lo que puede ocurrir gradualmente, cuando los cerdos ingieren pequeñas cantidades de toxina, pero durante un período prolongado de tiempo. Ellas afectan la salud de los animales, lo que puede manifestarse a través de la reducción de su índice de crecimiento y de su eficiencia de producción y reproducción.

Dos micotoxinas son conocidas por afectar el sistema reproductor: la zearalenona y el ergot. La zearalenona (ZEA) es producida por la especie Fusarium. La ZEA y sus metabolitos, α y β-zearalenol son micoestrógenos que interfieren en la señalización de estrógeno. Los cerdos son la especie animal más sensible a la zearalenona (Hagler et al., 2001). El los cerdos, el α-zearalenol es producido en grandes cantidades, aumentando la actividad uterotrófica.

Las micotoxinas como la zearalenona pueden ser consideradas como asesinas silenciosas de lucro

Efectos clínicos y patológicos 

Cerdas

El examen de las lesiones en la forma macroscópica puede ayudar en la detección de cualquier posible intoxicación con micotoxinas, como la zearalenona. La zearalenona es estrogénica y concentrase en el sistema urogenital. El hiperestrogenismo en cerdas puede manifestarse a través de la hinchazón de la vulva (Fig. 1) y por el aumento de las glándulas mamarias, en especial en lechonas. La concentración dietética de 1 ppm de zearalenona o más puede generar hiperestrogenismo en cerdos (Kurtz y Mirocha, 1978). La zearalenona viene siendo asociada con la feminización de cerdos machos jóvenes, incluyendo en atrofia testicular, prepucio hinchado y aumento de las glándulas mamarias (ginecomastía) (Fig. 2). En casos graves, es posible observar prolapso rectal y vaginal (Fig. 3). Otros efectos relacionados con altas concentraciones incluyen anestro, ninfomanía y pseudoembarazo. Fue relatado que altas concentraciones de zearalenona (50 a 100 ppm) en la dieta de cerdos afectan el ciclo, la concepción, la ovulación y la implantación de manera adversa. La membrana de la placenta y el desarrollo del feto también pueden ser perjudicados, resultando en camadas menores y en la viabilidad reducida de neonatales (Chang et al., 1979; Miller et al., 1973; Sundloff y Strickland 1986). La zearalenona causa muerte embrionaria, aborto (Fig. 4), inhibición del desarrollo del feto y en números menores de fetos presentes en cerdos expuestos.

Lechones

Los lechones de cerdas que han recibido zearalenona pueden tener el aumento de los genitales externos y úteros. La zearalenona y sus metabolitos, α y β-zearalenol, están presentes en la leche de cerdas expuestas y pueden contribuir para el surgimiento de efectos estrogénicos en los lechones (Palyusik et al., 1980; Dacasto et al., 1995) (Fig. 5). Fue relatado un aumento de la incidencia de pernas separadas y de lechones temblando (Fig. 6). Lesiones de hiperestrogenismo incluyen el aumento del ovario y del útero (hidrometra) (Fig. 7), quistes en el ovario, proliferación glandular del endometrio y proliferación epitelial en la vagina (Vanyi et al., 1994).

Conclusiones 

Las micotoxinas pueden afectar grandemente la reproducción de las cerdas. Es importante considerar la presencia de micotoxinas cuando ninguna respuesta es observada a cualquier tratamiento en el caso de problemas reproductivos en cerdos. El uso de un aglutinante de micotoxinas eficaz (Myco-ad / Vitafix) con protección in vivo comprobada de los órganos objetivo es recomendado para proteger los animales contra los efectos negativos de las micotoxinas. La patología ofrece una herramienta valiosa para el diagnóstico diferencial y para la evaluación de la eficacia de cualquier aglutinante de micotoxina utilizado.

Written by Margarita Trujano

Your Agrimprove expert

Kevin Vanneste
Product manager
+324 99 23 90 97