Lidiando con estrés y micotoxinas en la producción orgánica animal

El sector de los alimentos orgánicos es un sector de crecimiento rápido. Eso se pasa, en especial, debido a la demanda del consumidor por alimentos saludables. Sin embargo, la producción orgánica animal todavía es pequeña en comparación con la producción convencional, puesto que su implementación es un reto debido a diversas restricciones. Una de ellas es la limitada lista de alimentos funcionales aprobados para la alimentación animal. 

Los principios del orgánico 

Según la definición de la UE, la producción orgánica es un sistema general de gestión y producción agrícola que combina las mejores prácticas ambientales, una biodiversidad de alto nivel, la preservación de los recursos naturales y la aplicación de altos estándares de cuidado animal. Traducido para la producción animal, los principios a continuación son fundamentales:

  • Alimento orgánico: nada de OGMs, pesticidas químicos y fertilizantes sintéticos, realizar la rotación de cultivos…
  • Prácticas benéficas para los animales: más espacio, material confortable y natural para acostarse…
  • Enfoque en la salud y bienestar animal: ciclos de producción más longos, restricciones de medicamentos…
  • Enfoque en la economía circular: fuente local de materias primas, nada de exceso de estiércol…
En los últimos diez años, el consumo de productos orgánicos ha doblado en la UE.

Un mercado pequeño, pero creciente 

Los consumidores se hacen más conscientes de las posibles consecuencias de sus acciones sobre el medio ambiente, su salud, sobre el bienestar animal y demás. Por eso, un número cada vez más grande de personas está eligiendo consumir alimentos orgánicos. En 2017, las ventas de productos orgánicos en la venta minorista de la Unión Europea (UE) llegaran a 34,3 miles de millones de euros, representando el 27% del mercado mundial de alimentos y bebidas orgánicas. En los últimos diez años, el consumo de productos orgánicos ha doblado en la UE.

A pesar del fuerte crecimiento en la producción y consumo de productos orgánicos, la producción orgánica animal sigue pequeña. Solo el 3% de la producción animal total es orgánica. El Gráfico 1 (Fuente: Informe de los Mercados Agrícolas de la UE, marzo de 2019) presenta la cuota de mercado de la producción orgánica por especie animal.

Los productos lácteos orgánicos poseen la cuota de mercado más grande, puesto que el pastoreo extensivo es relativamente barato y sencillo de convertir. Su producción es mantenida principalmente en Austria, Francia y Alemania, seguida por Dinamarca, Reino Unido y Holanda. Con respecto a las aves, los huevos tienen la cuota de mercado más grande en la venta minorista de alimentos orgánicos en la UE, con alta penetración en Dinamarca, Francia, Austria y Alemania. El índice de crecimiento anual de la producción de huevos orgánicos es estimado alrededor del 13%. La producción de carne orgánica es muy limitada, aunque la venta minorista presenta índices de crecimiento cada vez más grandes de hasta el 12% en Italia y el 13% en el Reino Unido.

Retos 

La producción orgánica animal tiene la gran ambición de proveer alimento de una manera sostenible. Sin embargo, la implementación de ese sistema no es sencilla. En contraste con los extensivos sistemas de pastoreo de la producción de productos lácteos, los sistemas de alimentación con granos, como la producción de cerdos y aves, son difíciles de convertir.

Los principales motivos pueden ser encontrados en reglas más estrictas y gastos más altos con la alimentación orgánica. La disponibilidad de materias primas adecuadas es más baja, resultando en menor flexibilidad y precios más altos. En situaciones óptimas, las materias primas serían proveídas de modo local, pero esas fuentes de alimentos son escasas y ni siempre poseen la calidad deseada. Como la producción de alimentos orgánicos debe ser realizada de modo separado de la producción convencional, costos más altos de operación e inversión también contribuyen para costo de alimentación más altos.

Además de la disponibilidad limitada de materiales de alimentación para consumo animal, la restricción de suplementos alimentarios (alimentos funcionales) aprobados en la producción orgánica animal también representa un reto. Sistemas que usan medicamentos son estrictamente regulados, pero casos en que los animales pueden estar aún más expuestos a problemas patógenos (p. ej., libre movimiento, material alternativo sobre lo cual acostarse…) piden por alternativas para garantizar el desempeño y la salud de los animales.

Alimentos funcionales aplicables en la alimentación orgánica animal 

Balanced antioxidant status

Animals are often exposed to stress during their lifetime. Although organic animal production focuses on the health of animals, some external stressors cannot be avoided. Think about weaning stress, high production rates, high stocking density and the presence of pathogens. Stress can cause a disrupted antioxidant balance resulting in an excess of free radicals damaging the organs. The intestine is typically most sensitive resulting in a compromised gut barrier function (i.e. tight junctions) and shorter villi. A compromised gut barrier allows pathogens and toxins to enter the animal’s system increasing the risk of many other challenges. Supplementation of natural antioxidants to the feed is advised to support animals in maintaining their antioxidant status.

Protección contra micotoxinas 

El riesgo de la presencia de micotoxinas exige una vigilancia continua de la calidad de las materias primas. Hace falta minimizar la ocurrencia o impacto de esos metabolitos para obtener los niveles deseados de producción. A pesar de las diferencias en los sistemas de cultivo entre la producción de cosechas orgánicas y convencionales (p. ej., rotación, abono, fungicidas…), el riesgo de las micotoxinas es similar en ambos sistemas. Las condiciones climáticas pueden ser vistas como uno de los principales factores que influyen en la ocurrencia de micotoxinas. Para disminuir el riesgo de micotoxinas, es aconsejado el monitoreo regular de la ocurrencia de micotoxinas en materias primas y la aplicación de un aglutinante de micotoxinas en los alimentos de consumo animal para evitar efectos tóxicos en los animales.

Vitafix Green y Vitanox de Agrimprove son alimentos funcionales eficaces permitidos en la alimentación y producción orgánica animal. Vitafix Green ofrece una poderosa protección contra micotoxinas, al paso que Vitanox resuelta en un sistema antioxidante balanceado. Materias primas y alimentos finales de consumo animal pueden ser analizados cuantitativamente en el laboratorio de Nuscience vía tecnología de flujo lateral y/o KC-MS/MS para diversos tipos de micotoxinas.

Written by

Kevin Vanneste
Product manager
+324 99 23 90 97